›› INFORME PRIVADO | FINANCIAMIENTO
Aseguran que la construcción está en pañales en la Argentina
hace 2 meses
Aseguran que la construcción está en pañales en la Argentina

La construcción y la actividad inmobiliaria representan en los Estados Unidos el 17% del PBI, mientras que en la Argentina ese porcentaje desciende hasta el 5%, por lo que se observan “oportunidades inmejorables de crecimiento en el sector”. Así lo indicó un informe de la consultora financiera First, que explicó que el factor diferencial del empuje que dinamizó la economía estadounidense fue aportado por el diseño de los “Reits” (Real Estate Investment Trust). Se trata de una especie de “Fideicomiso Financiero Inmobiliario”, creados en 1960 con el objetivo de captar inversiones a gran escala en bienes inmuebles, accesibles también a los pequeños inversores.

“La fórmula consiste en equiparar la inversión en productos inmobiliarios a la inversión en cualquier otra industria, a través de la compra de títulos valores. Se diseña un Trust en donde se coloca la propiedad, se emiten bonos de deuda o capital contra él, y luego se avanza en la construcción. Aunque no están obligados, la mayor parte de los Reit cotizan en bolsa. Es decir, exposición al mercado inmobiliario, alto grado de liquidez y transparencia”, explicó Miguel Angel Arrigoni, CEO del Grupo.

Si se analiza la capitalización de mercado de las compañías que cotizan en bolsa por sector económico, las empresas en el negocio del real estate tienen mucho camino por recorrer en América Latina. “Brasil lidera no sólo el mercado medido en empresas domésticas sino que también es referente en la captación de inversiones del exterior”, advirtió el informe.

En la Argentina, los fideicomisos inmobiliarios se rigen por la ley 24.441 y se manifiesta un problema de financiamiento y otro de índole fiscal, indicó First. Y describió: “la mayoría de los fondos para desarrollar proyectos inmobiliarios provienen de capital propio de sus integrantes y, en los casos en los que no alcanza el capital, se utiliza la preventa o se entrega parte del inmueble a los proveedores. Para los particulares existe un crédito hipotecario escaso, para los inversores minoristas no hay opciones en el mercado. Por otro lado, existe un problema con las cargas tributarias en las distintas etapas de la operación, principalmente el impacto fiscal ocurre en la transferencia del inmueble al fideicomiso”, explicó el informe difundido ayer por Télam.

Agregó también que más allá de la carga fiscal en la transferencia fiduciaria del inmueble, el fideicomiso continuará tributando el Impuesto a las Ganancias, Ingresos Brutos, IVA, Impuesto a los Débitos y Créditos, Sellos, sumado a otros impuestos provinciales y/o municipales. Esto explica por un lado, el bajo incentivo a invertir en el sector y, por otro, la evasión tributaria implícita en la actividad inmobiliaria, que termina siendo un círculo vicioso ya que dicha informalidad tácita penaliza el otorgamiento de créditos.

“El crecimiento de los fondos inmobiliarios no sólo se dio en Estados Unidos; más de 35 países han implementado su propia legislación al respecto. En España se los conoce como ‘Socimi’, en Latinoamérica, el pionero fue Brasil con los ‘Fundos de Investimento Inmobiliario’, le siguió México con los ‘Fibra’ y Chile y Colombia también tienen los suyos. La Argentina es el único país del G20 que aún no ha adoptado este enfoque”, indicó el informe.