VACACIONES
Habrá que pagar entre un 20% y un 30% más que el año pasado para alquilar en la Costa
hace 1 mes
Habrá que pagar entre un 20% y un 30% más que el año pasado para alquilar en la Costa

Estamos muy cerca de fin de año y -además- empezó la temporada caliente en Tucumán con un sábado que superó los 37°. Entonces es inevitable pensar en refrescarse con la brisa y el agua salada del mar. Pero con el dólar inestable y una inflación alta en Argentina, ¿nos alcanzará el presupuesto para vacacionar en la Costa argentina? Es momento de sentarse a hacer números y decidirse, pero teniendo en cuenta estos datos: los alquileres se están concretando a un 20% más que el año pasado. Y, a diferencia de lo que muchos creen, Mar del Plata no es una de las más caras. De todos modos, la Cámara de Martilleros de esa ciudad estima que los precios están un 25% por encima del último verano.

“La Feliz” es el punto de la costa en el que más opciones de alquileres existen: desde un nivel premium a la austeridad total. Y eso tiene una explicación, según Mauro Musso, de Loyola Propiedades: “Es una ciudad grande en la que se encuentra cualquier cosa y en la que ya no se piensa en ‘salvarse con el verano’. Se rescinde más la ganancia en todo sentido para no perder el volumen de ventas. Somos una ciudad amigable con el turista, a pesar de estar atravesados por la mala situación económica del país”, destaca. Con respecto a los precios, Musso cuenta que un dos ambientes en la segunda quincena de enero puede llegar a costar $20.000 y alcanzar los $ 39.000 si incluye parrilla, terraza y cochera.

Un consejo: “hay que observar si el equipamiento está en buen estado, la ubicación dentro del edificio (por los ruidos, la entrada de luz, etcétera), la antigüedad de la propiedad y la distancia al mar”.

Pinamar presenta precios más elevados que “La Feliz”. Una quincena en un departamento de dos ambientes ronda los $ 35.000, según confirma Matías Goñi, de la inmobiliaria que lleva su nombre. Y añade que una familia puede alquilar un departamento a $ 55.000. “Los departamentos son los que más alquilan, porque los turistas están buscando seguridad. Este año más que nunca. Con respecto al aumento, 2019 llega con un 20 % a un 30 % de incremento”, puntualiza.

Goñi resalta un punto a favor de Pinamar: “este año va a estar bueno, porque renovaron los balnearios. Entonces habrá más opciones gastronómicas y más comodidades”.

Villa Gesell, una playa visitada por familias y jóvenes, principalmente, arranca con monoambientes austeros a $ 11.700 la quincena hasta llegar a los $ 47.000, según Luciano Martínez, de JL Inmobiliaria. “Aunque tenemos casas y dúplex muy lindos, siempre prefieren departamentos por la seguridad. Enero es más caro, pero igual es el mes que más visitantes tenemos”, cuenta Martínez.

> Acuerdos
No aumentar más del 30 % y ser menos informales

Durante la Feria Internacional de Turismo, el Ministerio de Producción y la Subsecretaría de Turismo de Buenos Aires firmaron dos acuerdos para la temporada: con la Cámara de Turismo se sugiere un aumento interanual no mayor al 30% (los sectores representados fueron hotelería, transporte terrestre, parques recreativos, gastronomía). Con la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica se acordó reducir la informalidad laboral y los alojamientos bonaerenses.

> Más precios para las vacaciones
- Las carpas en Mar del Plata arrancan en $ 1.000 diarios, con un tope de seis personas (en Zona Norte se pueden conseguir precios por debajo de esa cifra y en Playa Grande están más caros). Si se busca bien, en Pinamar se puede conseguir a $ 790 por día. Pero ese es un precio especial. El Centro Profesional de Martilleros y Corredores Públicos del balneario publicitó los siguientes  valores oficiales: para Pinamar y Valeria del Mar las carpas arrancarían en $ 1.285 y las sombrillas en los $ 714.
- Un lujo: en Cariló, una noche en un hotel 4 estrellas, en base doble, puede llegar a costar entre $ 8.935 a $ 12.857. En este balneario, el alquiler de una casa cuesta desde $ 49.000 semanales.
- Algunos precios en la Feliz: una parrillada para dos personas cuesta desde $ 700, según un informe del diario Clarín; una porción de rabas, $ 300, y un menú ejecutivo para el mediodía, desde $ 250. Una hamburguesa ronda los $ 250 y una pizza, de muzzarella y aceitunas, desde $ 180. Por un almuerzo de dos pasos en Pinamar se puede pagar $ 550 por persona; un tapeo para dos puede ir desde los $ 350 a los $ 550. Una cena de tres pasos con vino incluido, por persona, alrededor de los $ 700.